miércoles, 7 de diciembre de 2011

Soy puerto para el bien, soy puerto para el mal

Soy puerto para el bien, soy puerto para el mal son las memorias de un asesino siniestro, cuya insuperable devoción es la sangre y el sexo. Un ser agraviado que escala en su aventura sádica hasta alcanzar dañar a todos. Y sin embargo lo gobierna una extraña forma de libertad que somete sus realidades...
...José Tola nos permite contemplar la profundidad pulposa, pulsante, exacerbada y sangrienta del alma de un asesino. El narrador extiende su aliento horrendo, su lujuria sádica y sus métodos incubados entre sangre, gritos y hierro, obligándonos a ver, como si tuviéramos unos ganchos abriendo nuestros ojos, la persistencia de su legado.

Sigue leyendo en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada